Estrategias para superar la hambruna: Mejoramiento al transporte de alimentos en Zonas rurales del Caribe

transporterural.PNG

Si bien a lo largo de los años se ha reconocido que las economías del Caribe han mejorado su desempeño, sobre todo luego de los 90’, las tasas de crecimiento han sido el resultado del dinamismo del sector externo, el cual se ha ido expandiendo fundamentalmente como causa del desarrollo de la industria ensambladora orientada a los Estados Unidos, incluyendo las manufacturas tradicionales y los trabajos del sector agrícola.

Sin embargo, a pesar de los avances en cuanto a la natalidad, mortalidad, analfabetismo y los productos internos brutos, el análisis del avance de las economías del caribe debiese considerar la situación alimentaria-nutricional que se liga a la pobreza como condicionante, teniendo un efecto en los niveles de hambre y la desnutrición. Entonces, de acuerdo a lo planteado, ha habido crecimiento económico, pero aun no lo suficiente para cerrar la brecha con los países desarrollados.

Uno de los aspectos que han sido reconocidos como agravantes del problema alimentario de los países del caribe, guarda relación con las deficiencias en cuanto al transporte de los alimentos. El transporte, es un elemento fundamental de las cadenas de abastecimiento, y si este no funciona correctamente, las pérdidas productivas son el primer efecto. La calidad de los productos alimenticios puede sufrir un deterioro importante si las operaciones de transporte no se realizan correctamente, es por esto, que la falta de equipos y de planificación al respecto es importantísima para mejorar los índices productivos y de alimentación en los países caribeños.

De los aspectos políticos y sociales que han limitado una mayor propuesta de soluciones en términos de transporte alimentario, podemos mencionar en primer lugar, la escasez de recursos públicos destinados a las construcción, mejoramiento y conservación de las redes viales y la centralización de estos recursos, dejando en términos de gobernanza las decisiones en los niveles superiores del gobierno, existiendo entonces, una dificultad en los gobiernos regionales para hacer frente a los problemas. La debilidad de las economías rurales ha limitado las soluciones en cuanto al transporte, porque las capacidades no logran justificar económicamente las inversiones, salvo que estas estén estructuradas en base a un diagnóstico nacional. Esto mismo interviene en lo relacionado a los servicios de capacitación y asistencia técnica, que se han concentrado en las zonas potenciales de desarrollo, abandonando las zonas rurales.

La disparidad en cuanto a los niveles de pobreza es otro tema importante, la mayoría de los pequeños productores agropecuarios ya no poseen los recursos económicos y técnicos para elevar la productividad de las tierras y así agregar valor a sus productos. La dependencia tecnológica a los medios de transporte determina altos costos de operación y mantenimiento, lo que limita el desarrollo de la producción y el transporte de alimentos.

Es por esto, que algunos académicos se han propuesto como objetivo estudiar esta problemática para proponer soluciones y mejorar las estrategias de transporte de alimentos en el caribe. Según De León (2004) los beneficios que aportaría el mejoramiento a las redes viales permitirían en un primer momento beneficios en las condiciones de transporte en términos de tiempo y precio, teniendo impactos relevantes en los precios que recibe el agricultor por la reducción de los costos de transporte. Por otro lado habrían incrementos relevantes en el acceso de las poblaciones rurales a los servicios públicos y a los mercados urbanos. Para esto es necesario promover programas de financiamiento para renovar las flotas de transporte y mejorar las capacidades para el mantenimiento de estas.

Finalmente, es importante tomar en cuenta la promoción de niveles de organización para generar economías a escala y potenciar y mejorar la articulación de los mercados. Como último punto, la descentralización de la gestión de los sistemas de transporte tendría beneficios para los niveles subnacionales, como también, en los procesos de tomas de decisiones para generar una participación más directa de los productores en la solución y desarrollo de las problemáticas. Todo esto, se engloba en un mejoramiento sustantivo de las capacidades de los países para satisfacer las necesidades de la población y mejorar los procesos productivos de las zonas rurales de forma paralela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: