Sudáfrica: Minería, Sequía e Inseguridad Alimentaria

Sudáfrica sostiene su economía en base al extractivismo, especialmente de recursos mineros, es un exportador mundial de diversos minerales como el hierro, acero, aluminio y oro. Este país ha logrado tener una economía que le permiten ser la potencia africana e insertarse en la economía internacional (Dupuy, et al., 2014). Sin embargo, la supuesta bonanza que ha traído la minería en el país se ve fuertemente afectada por la economía internacional, siendo este muy propenso a las crisis. Lo cual es sumando que exportan material que tiene un escaso nivel de procesamiento no permitiendo dejar más ganancias en el país, generando una economía muy propensa a las crisis globales (Tapia, 2017).

El país presenta altos niveles de desigualdad, en donde las ciudades crecen y concentran gran capital y servicios y en las zonas rurales hay una grave falencia de servicios básicos y empleo. Además, se mantiene la desigualdad entre blanco y negros, que proviene desde el colonialismo y el apartheid, que sigue haciendo notorias diferenciaciones en las posibilidades que posee la población según su color de piel, esto pese a los continuos intentos desde el Estado para equiparar las diferencias entre la población. Con este fin en el sector rural se implementa la “Campaña de Vuelta a la Tierra”, política agraria de 1993 que pretendía dar propiedad de tierras a las comunidades locales negras las cuales habían sido privadas de ellas y entregas a la población blanca. Además, fueron fuertemente afectadas por el apartheid, estando el 75% de los hogares rurales negros bajo el nivel de la pobreza, mientras los blancos gozaban de un nivel de vida cercano al canadiense (Sihlongonyane, 2008).

Post apartheid, en las zonas rurales las mineras se instalan como una promesa de desarrollo y empleo, pero estas solo traen sequía y contaminación, pues la maquinización de los procesos productivos requiere de mano de obra especializada que no se encuentra en el campo, traduciéndose los principales beneficios en las grandes ciudades que concentran la mano de obra capacitada y especializada.

Es tan desalentador el escenario de la minería en el país que se presentan seis mil minas abandonadas, reflejando el agotamiento de los minerales y también el deterioro que enfrentan las comunidades rurales en las cuales queda la contaminación y la crisis hídrica (Tapia, 2017). En el mes de febrero del actual año, se reunieron en la ciudad del Cabo las comunidades afectadas por la industria minera a exigir que se respeten sus derechos y que los beneficios de la minería sean para todos, especialmente para aquellas comunidades donde se ubican los procesos de extracción, reflejando la crisis social que se genera por esta actividad económica (Olalde, 2017).

Los participantes de la Indaba Minería Alternativa bailan y cantan canciones de protesta durante la marcha del 8 de febrero de 2017. Crédito: Mark Olalde/IPS.

La sequía y contaminación de los Suelos del país, la fluctuación del precio de los minerales, la escasa infraestructura y mano de obra que permita sacar el mineral más puro y la gran contaminación, que ha dejado la industria se sustente en el tiempo (Tapia, 2017). Las comunidades rurales se ven de manos atadas frente al aumento de permisos de operaciones mineras, reclamando que estas van en desmedro de las actividad agrícola y ganadera (Olalde, 2016).

El 2016 producto a la crisis hídrica en el país hubo una crisis alimentaria, teniendo consecuencias sociales con el aumento del desempleo, económicas pues repercutió en la economía del país y sanitarias aumentando la desnutrición de la población más pobre. Esta crisis puso en jaque a los pequeños agricultores los que no tienen los recursos necesarios para invertir en tecnología más especializada, agricultores que en su mayoría obtuvo sus tierras en las políticas post apartheid que se destinó para la población negra. Parte de estos agricultores y ganaderos han vendido sus tierras, pues ya no logran sustentar la producción, entregándoselas a empresas agroindustriales o mineras, volviendo estas tierras a manos de grandes industrias (Latham, 2016).

En Sudáfrica, cultivos de morrones y tomates en la huerta de la escuela Risenga, en Giyani, en la provincia de Limpopo, se secan bajo el sol abrasador. Crédito: Desmond Latham/IPS.

La constitución de Sudáfrica garantiza el derecho a la alimentación, sin embargo, este país sufre de los dos opuestos desde la desnutrición, por falta de alimentos, a la malnutrición, a la nutrición excesiva o con productos calóricos (Latham, 2016). Manifestándose la desigualdad y la inseguridad alimentaria de la población sudafricana, la cual se plantea que incrementará por la crisis hídrica y la contaminación de suelos por parte de las mineras.

Vale la pena preguntarse ¿Cómo se siguen dando permisos a mineras si la seguridad alimentaria del país está en duda? ¿Están diferente la realidad sudafricana a la chilena?

Referencias:

Dupuy, H. A., Morgante, M., & Margueliche, J. C. (2014). LA REPÚBLICA DE SUDÁFRICA: LOS DESAFÍOS DE LA GLOBALIZACIÓN Y DEL DESARROLLO AFRICANO/Pp. 13-31. Cardinalis, (3).

Latham, D. (2016). La sequía golpea duro a los nuevos agricultores negros de Sudáfrica. Inter Press Service, Agencia de Noticias. Publicado el 02/07/16. Disponible en: http://www.ipsnoticias.net/2016/08/la-sequia-golpea-duro-a-nuevos-agricultores-negros-de-sudafrica/

Makoni, M. (2015). En busca de una buena alimentación en Sudáfrica. Inter Press Service, Agencia de Noticias. Publicado el 25/11/15. Disponible en: http://www.ipsnoticias.net/2015/11/en-busca-de-una-buena-alimentacion-en-sudafrica/

Olalde, M. (2016). La sequía no frena los permisos para operaciones mineras en Sudáfrica. Inter Press Service, Agencia de Noticias. Publicado el 5/10/16. Disponible en: http://www.ipsnoticias.net/2016/10/la-sequia-no-frena-permisos-para-operaciones-mineras-en-sudafrica/

Olalde, M, (2017). Afectados por la minería logran alzar la voz en Sudáfrica. Inter Press Service, Agencia de Noticias. Publicado el 20/02/17. Disponible en: http://www.ipsnoticias.net/2017/02/afectados-por-la-mineria-logran-alzar-su-voz-en-sudafrica/

Sihlongonyane, M. (2008). La ocupación de tierras en Sudáfrica. En publicación: Recuperando la tierra. El resurgimiento de movimientos rurales en África, Asia y América Latina. Sam Moyo y Paris Yeros [coord.]. Buenos Aires: CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. 2008. ISBN 978-987-1183-85-2

Tapia, D. (2017). Minería en Sudáfrica: cara a cara con sus fantasmas. Revista Nueva Mineria, publicado el 25/04/17. Disponible en: http://www.nuevamineria.com/revista/mineria-en-sudafrica-cara-a-cara-con-sus-fantasmas/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: