Botsuana, ruralidad en el “Milagro Africano”

Botsuana es uno de los cinco países que conforman a África del Sur. Sin salida al mar, una de sus características más reconocidas a nivel mundial es la gran cantidad de elefantes que se desplazan por sus tierras, llegando a una superficie total de 581.370 km2, además de lo escasamente poblado de estos parajes. Su población asciende a 2.040.000 de personas (EIU, 2014), concentrando a 235.000 habitantes en la capital Gaborone. La mayor parte del país está compuesta por comunidades rurales, ya que la división administrativa del país consiste de 15 distritos: 9 rurales y 6 urbanos. Gran parte del país corresponde al desierto de Kalahari (70%), y la mayoría de los territorios restantes corresponden a reservas naturales dependientes del gobierno.

botsuana-chobe-river--620x349

Fuente: ABC

Actualmente, a nivel continental, es uno de los países con los niveles de calidad de vida y estabilidad interna más altos. Posee la democracia más antigua de toda África, ya que desde 1966, su independencia, se han realizado elecciones multipartidistas periódicamente hasta la actualidad. Que presente índices altos en relación a los demás países africanos es notable, ya que, al decretar su independencia, Botsuana era uno de los diez países más pobres del mundo, con una economía basada en la agricultura de subsistencia, exportación de carne de res y por los dineros enviados de los trabajadores de botsuana en las minas sudafricanas (Varela, 2006).

Este “milagro africano”, como suele denominarse a Botsuana, se da principalmente porque su economía está alineada con el curso actual de las economías de mayor poder: el capitalismo y el liberalismo económico. De esta forma, se aprovechó su privilegiada posición sobre el cratón de Kaapva para mediante minas explotar el diamante, la principal fuente de ingresos del país, representando alrededor del 40% del PIB nacional, además de representar el 70% de las exportaciones y en este rubro se emplea el 10% de la población total (Detour, 2013).

En términos conceptuales, en Botsuana lo rural es definido por límites poblacionales cuantitativos, es decir, localidades con un límite poblacional de 5.000 habitantes, y donde el 75% de la actividad económica no es agrícola (Cepal, 2011).

En cuanto a sus espacios rurales, históricamente el país se caracterizó más por el desarrollo de la ganadería que por la práctica intensiva de la agricultura, esto debido principalmente a la constante escasez hídrica por las mínimas precipitaciones que se presentan en todo el territorio, donde ya fue mencionada la gran extensión correspondiente a desierto, por lo que el suelo es más propicio para el cultivo de pastizales destinados a la alimentación del ganado. La ganadería, desde el proceso de colonización a principios del siglo XIX, fue generando un proceso de aburguesamiento rural, ya que el dominio del ganado fue tomado por los colonos británicos, junto a los jefes de la aristocracia tradicional del país y también tomó poder una nueva elite local compuesta por funcionarios públicos y profesores, quienes se adueñaron de extensas tierras de pastizales y fuentes de agua, además de crear una mano de obra asalariado a partir de los campesinos pobres, llamados culturalmente “tswana” (Varela, 2006).

De esta forma, se generó una estructura social formada por un lado por una burguesía rural poco numerosa, y por otro lado el 80% de la población de campesinos pobres que practicaban la agricultura de subsistencia, que apenas les alcanzaba para satisfacer sus propias necesidades, por lo que debían recurrir al trabajo agrícola asalariado. Así, el campesinado se fue empobreciendo cada vez más, por lo que hubo migraciones hacia los yacimientos mineros de Sudáfrica, las tierras dedicadas al ganado fueron en aumento y las tierras agrícolas se fueron reduciendo.

Actualmente, para caracterizar a un campesino del Botsuana, es más importante que éste posea ganado, en vez de administrar tierras agrícolas. Esto debido a las ya mencionadas sequías que afectan al país constantemente, además de la falta de estímulos desde diversos actores para impulsar un desarrollo en la agricultura (Varela, 2006).

Esta situación de sequías llegó al extremo en el año 2015, donde el presidente Khama tuvo que declarar oficialmente al país como “asolado por la sequía”, ya que se vio afectada la disponibilidad de agua, la producción agrícola y ganadera. Afectó en mayores niveles a los asentamientos rurales que se localizan en zonas más aisladas del país, donde los habitantes debieron recorrer largas distancias para poder abastecerse de agua. Después de esta crisis hídrica, el gobierno le entregó la gestión del agua a privados, lo que generó peores condiciones en los asentamientos rurales, donde el suministro de agua se redujo en la mayoría de las comunidades (Hitchcock et al, 2016).

Botsuana, si bien es conocido como el “milagro africano”, debido a su dinámica economía, sigue arrastrando los problemas de desigualdad y pobreza que se reparten por todo el continente africano, donde las comunidades rurales aún se encuentran fuera de este supuesto milagro que se está llevando a cabo, ya que al no existir actividades económicas suficientes para que los habitantes rurales puedan subsistir en sus comunidades, deben viajar constantemente hacia las urbes para así ganar algo de dinero y volver los fines de semana a sus hogares, y así constantemente, por lo que en los días de semana estas comunidades rurales se asemejan a los vastos desiertos que adornan el paisaje de este peculiar país.

Fuentes:

Cepal (2011). Hacia una nueva definición de “rural” con fines estadísticos en América Latina. Disponible en http://otu.opp.gub.uy/sites/default/files/docsBiblioteca/Cepal_hacia%20una%20nueva%20definici%C3%B3n%20de%20lo%20rural_0.pdf

Detour, P (2013). Botsuana: Diamante en bruto. Diario El Observador. Disponible en: http://www.elobservador.com.uy/botsuana-diamante-bruto-n245426

Hitchcock, R., Sapignoli, M., Babchuk, W y Frost, J. (2016). Botsuana. IGWIA. Disponible en: http://www.iwgia.org/images/stories/sectionsesp/regiones/africa/docs/MI2016/Botsuana_MI2016_web.pdf

Varela, H (2006). Botswana: entre el autoritarismo liberal y la democracia. Disponible en: http://biblioteca.clacso.edu.ar/clacso/sur-sur/20100707074645/8_varela.pdf

Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (2016). Ficha País: Botsuana. Oficina de Información Diplomática. Gobierno de España. Disponible en: http://www.exteriores.gob.es/Documents/FichasPais/BOTSUANA_FICHA%20PAIS.pdf

Anuncios

Un comentario sobre “Botsuana, ruralidad en el “Milagro Africano”

Agrega el tuyo

  1. Es interesante ver como se replica la misma situación que se vive en Chile, donde también prima un modelo extractivista que da “estabilidad y crecimiento económico”, pero que en realidad, mientras aumenta el PIB, empobrece a las regiones donde se encuentras las faenas extractoras.
    En resumen, este “paraíso en África” es una fachada, ya que esta estabilidad y crecimiento económico se reduce a los dueños de la industria extractora y comercializadora del diamante, mientras que los trabajadores y los habitantes de los alrededores rurales se ven empobrecidos por dos razones:
    1) la precariedad de los trabajos que, como se ve en las trabajos de minería en todo el mundo, sólo alcanza para comprar los productos mínimos y obliga a abandonar el hogar por períodos prolongados.
    2) el abandono por parte de los gobiernos de la ruralidad como sector agrícola, ya que el enfoque de desarrollo nacional está en la minería, se deja de avanzar en políticas públicas que otorguen bienestar a las familias que dependen de su ganado para sobrevivir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: