In seguridad alimentaria de Haití

 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), desde la Cumbre Mundial de la Alimentación (CMA) de 1996, la Seguridad Alimentaria ¨a nivel de individuo, hogar, nación y global, se consigue cuando todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico a suficiente alimento, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana”. (FAO, 2011)

 

Partiendo de dicha definición es que se entienden componentes básico de la Seguridad Alimentaria Nacional como la “disponibilidad” de alimentos a nivel local y nacional, la estabilidad que hace referencia a las condiciones de inseguridad alimentaria transitoria de carácter cíclico o estacional, acceso y control sobre los medios de producción (tierra, agua, insumos, tecnología, conocimiento…) y a los alimentos disponibles en el mercado.( FAO, 2011). Entendiendo dichos conceptos es que se entenderán las dinámicas respeto a los alimentos en Haití, en donde existe una baja disponibilidad de alimentos, una inestabilidad determinada por los desastres naturales y bajo control sobre los medios de producción.

 

A modo de contextualizar Haití presenta un puntaje del índice global del hambre de 30.8, considerado como extremadamente alarmante, siendo el único país de América Latina y el Caribe con con un suministro menor a 2000 kilocalorías al día (Levy et al, 2014) lo cual trata sobre el “derecho a estar protegidos contra el hambre” y del “derecho a tener una alimentación adecuada” en un país donde el  80% de los alimentos es importado (UITA, 2010)

 

“Hace tres décadas las cosas eran diferentes. Haití importaba solamente un 19 por ciento de sus alimentos y producía arroz para la exportación, gracias a la protección de los precios en un 50 por ciento establecida por los hijos del dictador, Francois y Jean Claude Duvalier”. (UITA, 2010)

En 1986 con el término de su régimen, los defensores de la libertad de mercado en Estados Unidos y en Europa presionaron a Haití para demoler las barreras del mercado. El presidente Jean-Bertrand Aristide, que acababa de ser reinstalado en el poder por Clinton en 1994, redujo las tarifas del arroz al 3 %.

Los  agricultores empobrecidos e incapaces de competir con los miles de millones de dólares en subsidios pagados por Estados Unidos a sus productores, abandonaron sus fincas. Otros se cambiaron a productos que afectan el medio ambiente como los fríjoles y que se cosechan más rápido pero aceleran la erosión del suelo y abren el camino a las inundaciones.

 

“Décadas de importaciones baratas -especialmente arroz de Estados Unidos-destruyeron la agricultura local y dejaron a los países empobrecidos como Haití, sin capacidad de alimentarse a sí mismos por sus propios medios” (UITA, 2010)

 

Según el informe emitido por la organización internacional Oxfam (2010), dentro de los problemas que enfrenta la realidad rural haitiana, se encuentran: La depravación medioambiental, dentro de lo que cuentan la erosión de los suelos, el aumento de la población que engendra la disminución de la superficie cultivable por campesino (menos de una hectárea en promedio por habitante hacia el fin del siglo XX), el arcaísmo de las técnicas y los medios de producciones agrícolas, los problemas territoriales impuestos y poca eficiencia en materia de políticas agrícolas (Mervil R, 2014)

 

Por tanto la seguridad alimentaria también se ve relacionada con las imposibilidades que tienen las tierras del país para la generación de alimentos, más aún en un escenario en donde la erosión por desastres naturales como el Huracan Matthew han intensificado la erosión de los suelos. En tanto que factores climáticos también han incidido en la disponibilidad de alimentos en los últimos años, con la intensificación del fenómeno del niño, y en donde “ Uno de los efectos principales fue una caída en los niveles de agua de superficie y una fuerte reducción de la descarga de los ríos” (FEWS NET, 2016) y en donde la producción de cultivos se vio especialmente afectada por la sequía, y en donde una consecuencia es  que el déficit en la producción nacional de cultivos está aumentando el volumen de las importaciones y su participación en el abastecimiento del mercado. “De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, las importaciones de Haití de 2015 se acercaron a 400.000 toneladas métricas, frente a 350.000 toneladas métricas en 2014”(FEWS NET, 2016).

 

Si bien es cierto que estas políticas han venido siendo criticadas durante años en los círculos de programas de ayuda, los líderes mundiales que se comprometieron a reacondicionar a Haití, están admitiendo por primera vez que la disminución de las barreras comerciales lo que hizo fue empeorar el hambre en Haití y en muchas otras partes” (UITA, 2010).

 

Dicha crìtica fue realizada por el ex presidente de EEUU Bill Clinton, como enviado especial de la ONU a Haití, quien públicamente pidió perdón por haber abanderado las políticas que destruyeron la producción de arroz en Haití. Recordemos que a mediados de 1990 CLinton promovió en este país la supresión de las tarifas de arroz importado de EEUU “Esto podría haber sido muy bueno para los agricultores en Arkansas, pero aquí no ha funcionado. Fue un error,” dijo Clinton a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado el pasado 10 de marzo. “Tuve que vivir en Haití a diario las consecuencias de la pérdida de capacidad para producir una cosecha de arroz que pueda alimentar su gente debido a lo que hice; nadie más que yo lo causó. (UITA, 2010)

 

Haití depende casi por completo de la ayuda mundial para su subsistencia, y en donde, para el 2010  el gobierno  solicitaba “722 millones de dólares para la agricultura, parte de una ayuda global de 11.500 millones. Esto incluye una parte para recomposición de un daño estimado de 31 millones a la agricultura, pero mucho más para futuros proyectos que permitan restaurar las vertientes de agua dañadas, mediante el mejoramiento de la irrigación y la infraestructura, y el entrenamiento de agricultores, además de proporcionarles una ayuda eficiente.” (UITA, 2010)

 

Bibliografía

FAO (2011). Seguridad alimentaria y nutricional, conceptos básicos. 3ra Edición, febrero de 2011. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-at772s.pdf

FEWS NET. (2016). High food prices and low incomes will increase Crisis outcomes through at least June 2016. abril 20. 2017, de FEWS NET Sitio web: http://www.fews.net/es/central-america-and-caribbean/haiti/food-security-outlook/february-2016

Levy S, Cuevas T,, Mayorga L , Borbolla E, Valenzuela D & Bravo G (2014). Consumo de alimentos en América Latina y el Caribe. Anales Venezolanos de Nutrición, 27(1), 40-46. Recuperado en 27 de abril de 2017, de http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-07522014000100008&lng=es&tlng=es

Mervil R (2014).  Diagnóstico de la tenencia de la tierra rural en Haití (Tesis para optar al grado de magíster en gestión y políticas públicas). Universidad de Chile, Santiago de Chile

Unión Internacional de los Trabajadores de la alimentación UITA. (2010). Soberanía Alimentaria: Con alimentos baratos importados Haití no se puede alimentar. abril 26, 2017, de Unión Internacional de los Trabadores de la alimentación Sitio web: http://www6.rel-uita.org/agricultura/alimentos/haiti_no_se_puede_alimentar.htm

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: