Colombia: “Desafíos para la educación ciudadana en escuelas rurales del caribe colombiano”

Entendemos la necesidad de avanzar en el desarrollo de sujetos participes de su territorio, particularmente en zonas rurales, para potenciar el empoderamiento campesino frente a los desafíos de un mundo globalizado. Debido a esto queremos compartir los resultados preliminares de una investigación de Álvaro Andrés Rivera Sepúlveda titulada “Escollos y desafíos de la educación ciudadana en escuelas rurales del caribe colombiano. Una etnografía de escuela”.

En base a un diagnóstico epistemologico y empírico el autor retrata la falta de estudios sobre el sentido de las instituciones educativas del mundo rural. Por otro lado desde las inquietudes personales y las percepciones de actores involucrados diagnostica que la escuela no estimula la participación de sujetos rurales en la resolución de problemas públicos y no promueve la creación de organizaciones que se posicionen de forma más critica frente a las decisiones políticas y económicas que estructuran el territorio. De esta manera desarrolla una investigación que pretende interpretar y comprender las dinámicas cotidianas de la escuela, los sentidos ético políticos y pedagógicos relacionados a la educación ciudadana para contribuir con el diseño de una propuesta.

Desde un enfoque cualitativo y mediante una etnografía de escuela el estudio se desarrolla en 3 escuelas ubicadas en zonas rurales del caribe colombiano en el departamento de Bolívar. Un gran porcentaje de estudiantes procede de caseríos y caminos verdales apartados de cascos urbanos. ” La Institución número 1 está ubicada en un corregimiento de difícil acceso rodeado por cuerpos de agua cenagosos y tierras productivas, cuenta con 2 sedes, alrededor de 760 estudiantes, 32 profesores y 2 directivos. La institución número 2 se encuentra en un corregimiento localizado en la ribera del río Magdalena, se trata de una zona de difícil acceso caracterizada por tierras deprimidas altamente vulnerables a las inundaciones, cuenta con 2 sedes, aproximadamente 451 estudiantes, 24 profesores y un directivo. La institución número 3 se halla en un corregimiento ubicado a 70 kilómetros de navegación vía fluvial desde la cabera municipal a la que pertenece, justo donde confluyen diferentes vertientes de los ríos Cauca y Magdalena, cuenta con 10 sedes, cerca de 1088 estudiantes, 47 profesores y 3 directivos.” (Rivera Sepúlveda, 2016)

Ante la situación planteada aplica diferentes instrumentos tales como la observación participante, entrevistas semiestructuradas, grupos focales, grupos de discusión, talleres de cartografía social y revisión de documentos institucionales. Adicionalmente realiza algunas miradas en torno a la vida social y política más amplia para presentar y estructurar los resultados. En este mismo orden y dirección identifica dos elementos en los resultados. Por un lado la crisis de la democracia en el medio rural y por otro, las desigualdades de poder en las escuelas rurales.

En cuanto a lo primero, expone la alta decepción por parte de los actores rurales en cuanto a la mejora de condiciones de vida en los planos colectivos e individuales de la población. Describe que se ha desarrollado un conjunto de prácticas electorales fraudulentas y que prima la concepción de que el vivir bien se relaciona a lo privado en oposición a lo colectivo. Además existe la percepción de que un avance en cuanto a la representación política no asegura ni disminuiría la desatención por parte de las autoridades. Sin embargo la posición de algunos actores educativos propone que se requiere trabajar desde la educación en la construcción de agentes más participativos que intervengan de forma más directa en las decisiones de destino colectivo.

En relación a lo segundo observa que al interior de las instituciones predomina un esquema vertical que causa que los jóvenes se sientan excluidos de tomar decisiones y ven desestimulada su capacidad de intervención. De acuerdo a las consideraciones que anteceden este elemento es altamente preocupante si se quiere plantar una propuesta pedagógica que estimule la participación. Inevitablemente potencia la automarginación de los escolares frente a experiencias participativas, y por otro lado tampoco proporciona la configuración de una subjetividad política. Esto ha concluido en una falta de autonomía juvenil que también se evidencia producto de la casi inexistencia de organizaciones estudiantiles.

Conforme a dichos resultados y a modo de conclusión el autor postula la necesidad de estimular el empoderamiento de las comunidades campesinas en la autogestión sobre el territorio y en cuanto a la resignificación de lo democrático. De todas maneras las prácticas autoritarias evidenciadas en las instituciones sumadas a la sumisión presente en el mundo rural merman y frustran las alternativas políticas de los estudiantes campesinos, por lo que, son un elemento fundamental para el debate sobre la pedagogía asociada al desarrollo rural de las comunidades analizadas del caribe colombiano.

Biblografía

 Rivera Sepúlveda, Á. (2016). Escollos y desafíos de la educación ciudadana en escuelas rurales del caribe colombiano Una etnografía de escuela. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5820979

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: