Revolución Agrícola: Desarrollo de una agricultura orgánica de alta calidad libre de productos Genéticamente Modificados en Rusia

Muy fuertemente relacionado con el tema anterior, hoy hablaremos un poco respecto a los esfuerzos de Rusia, no solo por generar una producción agrícola suficiente para alimentar a toda su población sin importar más productos, sino toda la crítica al sistema occidental que está detrás de esta decisión y cómo se han ido forjando las bases para pensar en una ruralidad con cosechas más orgánicas.

En el año 2000 se importaba gran parte de los alimentos bajo el alero de que los productos que venían de Occidente eran de mejor calidad. De esta manera se comenzó a importar productos insípidos procedentes de granjas avícolas estadounidenses o tomates artificialmente coloreados de España y Holanda. Esto tiene su germen en lo que podría llamarse “agricultura de negocios” norteamericana, impulsada desde 1970 y en donde comenzaron a desarrollarse métodos industriales a través de un uso intensivo de fertilizantes químicos, herbicidas, pesticidas, antibióticos, etc., que fueron afectando negativamente los suelos agrícolas de EE.UU. y UE.

De esta manera, comenzaron a desarrollarse sistemas de planificación para incentivar el cultivo orgánico en el desarrollo rural de Rusia, en contraposición a los productos altamente transgénicos y químicos de la industria occidental. En 2014 se prohibió la importación de productos alimenticios de la Unión Europea, importante si se considera que “del total de importaciones agrícolas y alimentarias rusas por valor de 39 millones de dólares que se producían en 2013, 23,5 millones correspondían a la categoría de productos afectados por la prohibición, el 61% de todas las importaciones de alimentos en Rusia”, según declara William Engdahl en New Eastern Outlook. Un antecedente respecto a esto mismo, refiere a la revocación en su independencia de las importaciones de cereales y, con ello, se convirtieron en gigantes mundiales en la exportación de grano y trigo.

Sin embargo, este paradigma de los productos alimenticios orgánicos no refiere solo a una cuestión política, sus suelos agrícolas también forman parte de esta situación, siendo uno de los suelos más fértiles del mundo. El país abarca un cinturón de suelo conocido como “Chernozem”, suelos negros con alto porcentaje de humus, ácidos fosfóricos y amoniaco, siendo muy fértil y con un alto rendimiento agrícola.

Primeros resultados

Desde la prohibición de importaciones en 2014 la producción de carne de vacuno y patatas incrementó en un 25%, cerdo en un 18%, queso en 15%, entre otros. De esta forma, Rusia está viviendo una verdadera revolución agrícola, siendo un ejemplo en cuanto a calidad de sus productos, en desmedro de la calidad, una lógica que rompe con el paradigma global actual y que, en definitiva, sienta las bases para preocuparse de la calidad de vida de las personas y no de acumular cada vez mayor capital.

Fuente: F. William Engdahl en New Eastern Outlook.
Link: https://elrobotpescador.com/2016/04/25/la-revolucion-agricola-de-rusia-que-puede-salvar-el-mundo/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: