Cuba, evolución y desarrollo de la educación rural

A través de los años, Cuba ha presentado un significativo aumento de la población urbana, y en consecuencia una baja en la población rural, pasando de un 43% en el año 1953 a un 24,8% el año 2011 (Foresight Cuba, 2013 ). Esta disminución de la población rural se explica por una serie de factores, siendo los dos más destacables la migración urbano-rural: “Los salarios son muy bajos, las ofertas laborales reducidas, las condiciones constructivas de muchas de las viviendas dejan mucho que desear, el transporte es insuficiente, las ofertas recreativas son esporádicas. El resultado es que muchos habitantes de esas zonas deciden emigrar a las ciudades o las poblaciones más grandes, en busca de oportunidades” (BBC, 2015). Junto con un envejecimiento de la población, lo que se traduce en grandes impactos económicos para el país, ya que la producción agropecuaria en Cuba, a diferencia del resto de la región Caribe, se encuentra obligada a suplir la demanda total de la población nacional, y es actualmente uno de los sectores que se encuentra más bajo en términos productivos. Esto, es una consecuencia de las malas administraciones realizadas por el sector estatal, pues existen muchos tierras propicias para el trabajo agrícola que se encuentran inutilizadas o invadidas por el marabú. Además, no hay un real incentivo por parte del estado que favorezca el trabajo agrícola, pues tal como se mencionaba anteriormente, los salarios son muy bajos y no se presenta como una realidad atractiva para la población, y son los productores privados los que obtienen actualmente los mejores resultados en la producción agrícola (BBC, 2015).

Aún así, Cuba destaca entre los países de la región Caribe por su cobertura en servicios sociales, ya que, según lo enunciado por la BBC (2015), posee una amplia cobertura de servicios básicos, salud y educación. La red eléctrica cubre un 90% de hogares rurales, mientras que las zonas más aisladas se proveen de fuentes alternativas. En términos de salud hay un gran sistema de consultorios que se encargan de los servicios básicos de salud, médicos que visitan sectores que no poseen puestos sanitarios, y a pesar de que existen “(…)dificultades materiales y la falta de personal (…) hoy por hoy ningún cubano está a más de 24 horas de un servicio especializado de salud pública” (BBC, 2015). Esta situación se replica en ámbitos de educación, los casos de niños que tienen ciertas dificultades físicas para llegar a establecimientos educacionales son la minoría y no llega a presentarse como un impedimento para el acceso a la educación, en Cuba “(…) toda la población infantil tiene acceso a la educación primaria, sin necesidad de recorrer distancias extremadamente largas” (BBC, 2015).  

La amplia cobertura educacional en el país es producto de un proceso histórico, que tiene sus inicios en la época colonial, pues tal como el resto de América, Cuba alguna vez fue parte de una colonia y poseía una economía basada en la explotación de los recursos naturales como lavados de oro y cultivos, mayoritariamente de azúcar y café, lo que marcó la estructura del mundo rural durante todo este periodo. Y es dentro de esta estructura colonial que se produce un impacto en la educación que se le brindaba a los campesinos y campesinas del campo cubano. Los inicios de la instrucción cubana está marcada por los decretos reales del siglo XVI que establecen la enseñanza de la lengua española y la cristianización de los originarios de la isla como de los esclavos traídos desde África, privilegiando el avance educacional de la nobleza y el clero que con el desarrollo de las ciudades fue acumulada en la urbe, lo que dejó relegada a la población restante asentada en lo rural y desplazando el desarrollo de la educación elemental que recibían en su mayoría niños y niñas (Gonzalez J. & Reyes, R. 2010). Luego según Correosa, F (1931) los primeros vestigios que se tienen sobre educación, específicamente rural, datan del siglo XVIII, en donde la modalidad de enseñanza se basaba en las aulas multigrado. El primer impulso a la escuela rural se produjo entre 1868 y 1878 durante la guerra de los 10 años, producto de la primera revolución emancipadora que se llevó a cabo en 1868 esto producto de una pedagogía emancipadora desarrollada en áreas donde el Ejército Libertador, más conocidos como mambises, lideraron dicha revolución y tenían sus bases operativas en zonas rurales y pretendían proyectar el desarrollo de las escuelas rurales de esos sectores a futuro. (Cubagov.cu, s/a; Avalos, V. 2015). Esta pedagogía estaba enfocada hacia las nuevas necesidades que los mambises querían impulsar como cultura democrática a la que todos pudieran acceder (ricos, pobres, negros, blancos, niños, niñas, hombres y mujeres). Para esto crearon cartillas que permitieran alfabetizar a los campesinos y campesinas constituyéndose como el primer intento por suplir las necesidades analfabetas que presentaba el mundo rural en Cuba. Este esfuerzo se vio truncado por la recolonización de Isla por parte de los norteamericanos, quienes en 1899 impulsaron una reforma educacional que elevó la cantidad de escuelas a 3300 para el segundo semestre de ese mismo año (Pichardo, H, 1986). Esto conlleva a una gran influencia de los métodos pedagógicos norteamericanos sin ser adaptadas a la realidad cubana. Lo rescatable de esta intervención norteamericana fue la gran cantidad de maestros que se formaron gracias a la implementación de nuevas asignaturas en los planes de estudio

Durante esta época las zonas rurales se encontraban en situación de desventaja en contraste a la realidad urbana en educación, producto de la falta de incentivos y remuneración a los maestros, sumado a la deficiente infraestructura tanto institucional como inmobiliaria (Gonzalez J. & Reyes, R. 20010; Cubatesoro, s/a). Esta situación se ve agravada ya que la deserción escolar en las zonas rurales, sobretodo por niños y niñas, era producto de la temprana incorporación de estos a la actividad laboral como manera de aportar al sustento familiar.

A pesar de la llegada de la República Cubana en 1902, con la emancipación de la isla del poder norteamericano, el modelo educacional siguió predominantemente en las bases que habían sentado los estadounidenses, modelo que prevalece hasta 1959, año de la revolución cubana en contra de la dictadura de Fulgencio Batista (Avalos, 2016). En el censo de 1953 se evidenció el abandono de la educación rural con un 41,7% de personas analfabetas remarcando aún más las diferencias entre urbano y rural donde la población de ingresos medio y altos pueden acceder a educación, modelo educacional característico de países catalogados como en vías de desarrollo.

Para el año 1959, 9000 maestros se encontraban desempleados, más del 50% de la población de era analfabeta y el 50% de los niños (en edad escolar) que habitaban en zonas rurales no asistían a la escuela. Según Avalos, F. (2016) el periodo entre 1959 y la actualidad se constituye como una “etapa de consolidación de la educación rural inclusiva”, con la llegada de la revolución una de las primeras medidas fue equiparar la educación que recibía la sociedad cubana en el sector urbano a la que se dictaba en zonas rurales, siendo este el primer proyecto social emprendido por la revolución, declarar a cuba libre de analfabetismo. Para esto se denominó al año 1961 como el año de la educación en Cuba y se reclutó a miles de jóvenes que ayudarán en esta tarea ya que la oferta de maestros no cubría la demanda de alfabetizar a todo el país. El 22 de diciembre, luego de declarar a Cuba un país libre de analfabetismo, los esfuerzos de alli en adelante se han enfocado en perfeccionar el sistema nacional de educación para volverlo integral y sincronizados con las necesidades nacionales en cuanto al desarrollo económico de la Isla.  Este sistema cuenta con 7 niveles de educación, 1 sistema que atiende estudiantes con necesidades especiales de aprendizaje y 1 área que cubre a los adultos que no lograron completar la escolaridad. De los 7 niveles antes mencionados el primero es el preescolar, luego viene el primario y secundario básico que son obligatorios, terminada la secundaria básica se pueden tomar dos caminos, la preuniversitaria o las escuelas técnicas. Si se continúa con la preuniversitaria el paso siguiente es la universidad y luego los estudios de Postgrado.

Algo que resulta rescatable del sistema educacional cubano es que es transversal a todos los sectores de la población, cubriendo de igual forma a la población urbana y rural, buscando integrar a todas las edades para dar un sistema continuo de educación en que cada nivel es el sustento para el correcto desarrollo del siguiente y así hasta terminarlo. Pretende ofrecer posibilidades para todos los jóvenes ya que es gratuita y no existe un único camino luego de la enseñanza obligatoria además de tratar de congeniar las necesidades socioeconómicas con las preferencias de los estudiantes. Uno de los fuertes de Cuba es la exportación de profesionales, sobretodo del área de la salud (BBC, 2013) y su vasta producción de maestros que abarcan la demanda educacional del país.


¹  Plaga de planta arbustiva que afecta áreas ganaderas y favorece a la pérdida de vegetación nativa
² Citado en Avalo, V. (2016).
³  Manuel Miyares González, “La construcción de estrategias de aprendizaje de la naturaleza por los escolares de 5° – 6° grados de la escuela multigrado”, (Tesis Doctoral en, Universidad Frank País,
4  Citado en González J. & Reyes, R. 2010
5 sitio web: https://www.ecured.cu/Escuela_rural_cubana;  Gonzalez J. & Reyes, R. 2010
6  http://www.cubatesoro.com/educacion-cubana-antes-de-1959/
7  (Pérez, 1975, p.112; citado en Gonzalez & Reyes, 2010)

Referencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: